Mostrar Blog de mascotas Blog de mascotas

La iguana

Publicado: 21/04/2024 Veces leido: 499 Comentarios: 0

La iguana verde, también conocida como iguana común (Iguana iguana) es una especie de la familia Iguanidae.


Se encuentran desde México hasta Brasil y el Pantanal del Paraguay, también en islas del Caribe y de manera asilvestrada en Florida (Estados Unidos).

Las iguanas viven en zonas de vegetación espesa y en altura (manglares, selvas, pastizales, riberas de ríos, acahuales...), donde la temperatura media anual es de 27-28 °C y la humedad ambiente es superior al 70 %. Son animales fundamentalmente arborícolas, es decir, que pasan la mayor parte del tiempo en los árboles, y lo hacen gracias a sus fuertes garras y su larga cola.


Características físicas de las iguanas :

Es un gran lagarto arbóreo. Mide hasta 2 m de longitud de cabeza a cola. Los machos alcanzan entre 30 y 40 cm de longitud hocico-cloaca, las hembras cerca de 10 cm menos que los machos; cola extremadamente larga y algo aplanada lateralmente. Llega a pesar más de 15 kg.

Cabeza angosta, hocico redondeado en vista dorsal y truncado en vista lateral; ojos  grandes con pupilas verticalmente elípticas; brazos robustos y poderosos con dedos provistos de uñas muy fuertes; pliegue gular conspicuamente grande en machos adultos y con escamas triangulares en bordes dando apariencia de sierra.​ En la base de la cabeza inicia una fila de escamas anchas y alargadas que se prolonga en la parte medio dorsal sobre cuerpo y cola. A los lados de la cabeza, presenta un escudo circular alargado. Comúnmente con tubérculos de espinas alargadas a los lados del cuello. Cambian de color dependiendo la edad.


Comportamiento de las iguanas:

Al ser reptiles, son de sangre fría, con lo que con los primeros rayos de sol, suben a las ramas más altas para alcanzar la temperatura óptima «operativa», aproximadamente entre 28-35 °C. Acto seguido se dedican a la búsqueda de alimento, sobre todo hojas (son folívoros), brotes tiernos y alguno que otro fruto, la mayoría de estos los consiguen sin bajar de los árboles, aunque en ocasiones pueden bajar, bien para comer frutos maduros, para poner huevos (en madrigueras que excavan en el suelo) o bien para huir de algún depredador (las iguanas prefieren vivir cerca de ríos para así zambullirse desde el árbol en caso de peligro, pudiendo estar sumergidas durante lapsos de tiempo de hasta 15 minutos).


Las iguanas son animales bastante solitarios y sólo viven en comunidad mientras dura el periodo de celo y reproducción, durante el cual se juntan en grupos de unos 5 a 8 miembros, formados por un macho dominante, varias hembras, y ejemplares jóvenes. Como vemos se forma una jerarquía en la cual el macho dominante tiene mayores privilegios (sobre las hembras, lugar para tomar el sol, etc.). Suelen estar siempre alerta ayudándose unas a otras en la difícil tarea de vigilancia continua. Sus principales enemigos (además del hombre), son los felinos, serpientes y aves de presa (el zanate que se alimenta de crías, el tejón, el mapache que destruye sus nidos para alimentarse de los huevos, la boa, incluso perros y gatos domésticos).

Las iguanas son animales diurnos, esto quiere decir que están activos únicamente por el día y duermen por la noche. Son animales que, a diferencia de perros y gatos, siguen una rutina diaria que suele ser inmutable (quizá sea por esto mismo por lo que odian los cambios y se estresan con facilidad). Suelen utilizar la cola como látigo para su defensa ante animales relativamente más grandes.


Mantenimiento en cautividad  y Instalaciones de las iguanas:

Como normal general en el mantenimiento en cautividad de un reptil, se debe intentar reproducir lo más exactamente posible las condiciones naturales. Terrario: La longitud del terrario ha de ser, como mínimo, de 1,5 a 2 veces la longitud total del animal. Se prefieren aquellos más altos que anchos, con una altura recomendada de 180 cm, para permitir que los animales realicen ejercicio y trepen. La decoración del terrario puede estar compuesta por troncos, abundante vegetación natural (no plantada en el sustrato), posaderos, piedras y un baño donde poder sumergirse. Las iguanas emplearán los objetos abrasivos de dicha decoración para restregarse durante el proceso de muda. La decoración se coloca de forma que se creen diferentes espacios para explorar y guarecerse, y así evitar la monotonía. En la base del terrario puede colocarse césped artificial, turba, mantillo o corteza, y deben evitarse aquellos materiales que puedan ser ingeridos por el animal. Se aconseja retirar los excrementos frecuentemente. Temperatura ambiental: El objetivo ha de ser conseguir que el reptil alcance su temperatura corporal óptima, que es aquel intervalo de temperaturas entre las cuales el animal puede ejercer una actividad biológica efectiva. En el caso de la iguana se recomiendan unas temperaturas de 29-31ºC (entre 30 y 40ºC), con una fluctuación de 5-8ºC entre el día y la noche. Una temperatura superior a 47ºC puede causar la muerte del animal (temperatura máxima crítica). Deben crearse gradientes de temperatura para que el animal elija dónde situarse en cada momento. Como fuentes de calor pueden combinarse piedras calefactoras, esterillas y lámparas a gran altura para evitar las quemaduras. Humedad ambiental recomendada: 70-80%. Iluminación: Se debe intentar que la iluminación siga un ciclo que imite el fotoperíodo natural, es decir, con períodos de luz y de oscuridad de unas 12 horas de duración. Como fuentes de luz se pueden emplear fluorescentes. Asegurar el aporte de radiación ultravioleta B __con longitud de onda de 290-320 nm__ mediante exposición a luz natural o lámparas especiales durante 10 a 20 minutos al día. 


Alimentación de las iguanas:

Las iguanas son reptiles estrictamente herbívoros. En estado salvaje pueden llegar a comer pequeños insectos que los ingieren al comerse las hojas verdes, que es lo que les interesa; o cuando escasea la vegetación y ya han pasado días sin comer se les ha llegado a ver alimentándose de pequeños insectos o animales, cabe mencionar que esto es perjudicial para su salud.

 Una dieta equilibrada para iguanas mantenidas en cautividad está compuesta por un mezcla de vegetales ricos en calcio (escarola, endivias, alfalfa, diente de león, col, coliflor), otros vegetales (zanahoria, tomate, por ejemplo), grano o fibra (pan integral por ejemplo) y fruta (melón, kiwi, fresas, uva, naranja). Se recomienda añadir un suplemento de calcio y vitamina D3 diariamente a la dieta. Existen en el mercado piensos formulados específicamente para iguanas, aunque se recomienda combinar la administración de pienso con la de verduras frescas. Se recomienda colocar un bebedero o baño para asegurar el aporte de agua en caso de que el aporte dietético no satisfaga las necesidades de la iguana.


Dimorfismo sexual de las iguanas :

El macho se distingue de la hembra porque tiene una cresta más grande y protuberante, la cabeza es corta y no tan alargada. Tienen unas glándulas a nivel de su membrana subtimpánica que en la madurez sexual empiezan a crecer y se notan los bultos.


La papada suele ser más grande en los machos. Los poros femorales, protuberancias que van por abajo de sus piernas, son más marcados que en la hembra. Además, tienen dos bultos en la zona de la cloaca que son los hemipenes.


Los machos también tienden a cambiar a un color naranja en época de apareamiento. Esto, aunque tampoco es una característica exclusiva de los machos, su color es más brillante y fuerte que en las hembras. La época de apareamiento es diferente en cada región del mundo; está regida por temperaturas, humedad y radiación solar, que hacen que entren en la época de celo.


Reproducción de las iguanas:

Se reproducen por medio de huevos, que son colocados bajo tierra durante el mes de febrero (verano austral). Alcanzan la madurez sexual a los 3 -4 años de edad, pero son consideradas adultas a los 36 meses, cuando miden 70 cm de largo.

Madurez sexual 3-4 años.

Estación de cría De Enero hasta Abril.

La puesta se produce

48 días después de la cópula.

Tamaño de la puesta 28-40 huevos.

Incubación 73-90 días.

Temperatura de incubación 29-31ºC.

Aconsejamos utilizar incubadora para un mayor éxito de nacimientos-


Durante un periodo determinado de tiempo (que suele variar de unas regiones a otras), que normalmente va de diciembre a febrero, las iguanas entran en celo y centran toda su actividad en intentar aparearse. Los machos pelean por un territorio elevado y soleado. Las hembras observan a los machos y suelen elegir a aquel más grande o dominante. Tras este período, una hembra puede aparearse hasta con tres machos, y un macho puede embestir a una gran multitud de hembras. Al quedarse preñadas las hembras, tras dos meses de gestación, pelearán por un terreno donde realizar los túneles (de 25-50 cm de profundidad y de 7 a 15 m de largo) en los que depositar los huevos. Los huevos eclosionarán (romperán el cascarón) entre los 70 y 90 días dependiendo de las condiciones climáticas.


Enfermedades mas comunes de las iguanas:

Enfermedad ósea metabólica

Es un proceso bastante frecuente en iguanas y está causado por un insuficiente aporte de calcio en la dieta y/o una falta de exposición del animal a la radiación ultravioleta.


Las iguanas afectadas pueden mostrar inflamación en las extremidades posteriores, deformidades en los dedos y en ocasiones, parálisis.


Gota

La gota suele estar producida por un exceso de proteínas en la dieta, aunque los problemas renales también pueden provocarla.


El causante es el ácido úrico que se forma como desecho en el metabolismo de las proteínas y puede acabar formando cristales que generalmente se depositan en las articulaciones, que se verán inflamadas.


El ácido úrico también pueden acumularse en algunos órganos como el hígado o los riñones, entonces se habla de gota visceral.



Prolapso de la cloaca

La cloaca es la abertura por la cual las iguanas eliminan las heces, la orina y los huevos.


A veces, algunas estructuras, como el intestino grueso o la vejiga de la orina, pueden desplazarse parcialmente hacia el exterior a través de ella.


En estos casos es importante proteger el miembro prolapsado y mantenerlo limpio hasta llegar al veterinario.


Parásitos

Las iguanas pueden ser portadoras de parásitos externos, como los ácaros y las garrapatas.


Tampoco están libres de sufrir parásitos internos, como los nematodos (gusanos) gastrointestinales y los protozoos (amebas y coccidios).


La aparición de síntomas y la gravedad de éstos está relacionada, más que con la presencia del parásito en sí, con la cantidad y con el estado de las defensas de la iguana.


En los casos graves puede haber vómitos y diarrea.


Distocia

Incapacidad para conseguir la puesta de huevos. La retención de los huevos puede deberse a enfermedades del tracto reproductor o intracelómicas, enfermedades sistémicas o a alteraciones de los huevos

Anorexia

Falta de apetito. Se trata de un signo clínico común a un gran número de enfermedades o bien está relacionada con deficiencias en las condiciones de mantenimiento (estrés, dieta o temperatura inadecuada).


Uriolitasis

Obstrucción de vejiga causada por la presencia de un cálculo. En la iguana común los urolitos más frecuentes están compuestos por uratos. Las causas predisponentes son la privación de agua, un alto contenido proteico de la dieta y/o un exceso de calcio y vitamina D3.


Medicina preventiva para iguanas:


Desparasitación Desparasitación interna: Telmin® suspensión (mebendazol), Estemisol®150 (levamisol), Enzec® (abamectina), prazicuantel, metronidazol. Desparasitación externa: Ectoparásitos: Barricade® (cipermetrina), Enzec®150 (abamectina), Stockade® (permetrina y butóxido de piperonilo).


La mayoría de las enfermedades que sufren las iguanas mantenidas como animales de compañía se derivan de deficiencias en las condiciones de mantenimiento. Se aconseja cortar las uñas periódicamente según las necesidades en cada caso

ATENCIÓN NO AUTOMEDICAR  A NINGUN EJEMPLAR SIN LA RECOMENDACIÓN Y SUPERVISIÓN DE UN VETERINARIO EXPERTO EN EXÓTICOS

Dosis de fármacos recomendados para las iguanas:

Alsir® (enrofloxacina) Alsir® 2,5%: 0,02 ml/100 g de peso. IM, SID, 7 días. Alsir® 10%: 0,05 ml/1000 g de peso. PO, SID, 7 días. Se recomienda realizar fluidoterapia concomitante al tratamiento con enrofloxacina. Barricade® (cipermetrina) Diluir 1 ml en 1 litro de agua y pulverizar el animal. Ectokill® pulverizador (insecticida ambiental) Aplicar una pulverización en el terrario. Tras la aplicación debe asegurarse la ventilación. Enzec® (abamectina) 0,02% ml/kg de peso. SC, una sola inyección y repetir a los 14 días. Estemisol® 150 (levamisol) 0,2 ml/kg de peso. IP, una sola inyección y repetir a los 14 días. Estevit® complex (complejo polivitamínico y mineral) Espolvorear el alimento diariamente. Imaverol® (enilconazol) Diluir 20 ml en 1 litro de agua y aplicar de forma tópica en las lesiones causadas por dermatofitos. Panfungol-Vet® (ketoconazol) 1/3 de comprimido (15 mg/kg de peso) PO, una vez al día durante 2 a 4 semanas. Telmin® suspensión oral (mebendazol) 0,5 ml por 100 g, PO, una sola toma y repetir a los 14 días.



Tags: #iguanas

Comentarios

Escribir comentarios

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Entiendo | Más información